Biografía

Dice la biblia que solo la gracia perfecta y divina de Dios puede sostenernos y esa verdad se hace muy latente en la vida de Verónica Ortega. Ella nace en la bella isla de Puerto Rico y a muy temprana edad sus padres y familiares descubren que la pequeña niña tenia unos talentos muy especiales. A ella le encantaba cantar y componer canciones. 

Escribe su primera composición a la edad de 9 años. La misma fue inspirada por su prima, Támara , la cual sufría de una terrible enfermedad conocida como Leucemia. A la edad de 15 años una amiga la invita a su Iglesia y fue esta la cita perfecta donde ella tiene un encuentro con el ser más hermoso del universo, Jesus. Verónica descubre a través de este encuentro que sus canciones y música son dones regalados por Dios para que El pueda ser adorado y glorificado. “Me enamoré perdidamente de Jesús, El fue mi primer amor y con puño y letra comencé a escribirle canciones a mi amigo del Alma.” - nos dice Verónica. 

La vida no siempre fue color de rosa para Verónica ya que tuvo que vivir momentos difíciles permitidos por Dios para reafirmar su carácter y su corazón. Ambos han sido moldeados paulatinamente para poder ser una adoradora en espíritu y en verdad. “Supe siempre que me encantaba cantar, pero no comprendía el propósito de Dios en mi Vida, pero poco a poco y con paciencia Dios ha transformado mi corazón y me ha mostrado que utilizaría mis canciones para liberar a las almas cautivas para así ser transformadas por medio de su Espíritu.

Algunas de estas canciones fueron escritas en momentos obscuros de su vida. Por muchos años sufrió episodios de depresiones muy fuertes hasta el punto de no querer continuar con la vida. "En muchas ocasiones me encontraba en un pozo profundo sin poder salir. Mi interior gritaba, pero nadie me escuchaba, pero con la ayuda de mi Dios Todopoderoso y la de mis seres queridos pude tomar la decisión de buscar ayuda profesional. Ahora puedo comprender que Dios quería sanarme en una manera diferente. Muchas personas hoy en día no quieren discutir el tema de la depresión por miedo al que dirán y también porque existe un estigma muy grande en las familias, la sociedad y aun en nuestra Iglesia actual.”- explica Verónica. 

Verónica reside en Clermont, Florida con su amado esposo, Francisco, y sus hijos Abdiel y Victoria. Actualmente, participa en el ministerio de música como líder de adoración en una de la iglesias de mayor crecimiento en los Estados Unidos llamada Real Life Christian Church. 

Si le preguntan a Verónica cual es su meta principal. Hoy, les podría contestar con mucha fe y certeza, "Que cada letra, cada melodía y cada canción inspirada por Dios no tan solo resuene en los corazones, pero que también transformen y cambien muchas vidas para Cristo.